El origen del chocolate

Tras el parón vacacional traemos una entrada y una manualidad muy dulce, tanto como el chocolate.

chocolate fundido

Aprovechando la tradición de los huevos de pascua hemos probado de hacer uno nosotros mismos. Sí, sí, habéis leído bien: hemos probado, porque el resultado… Aunque ¡seguro que estarán riquísimos!

Podéis aprovechar para explicar su origen. Algo sencillo: el árbol del cacao está en África y sus frutos están llenos de granos de cacao que traen enormes barcos hasta la fábrica del chocolate. Allí, se tuesta y se muele. Se obtiene pasta de cacao blanca y polvo de cacao negro. Con esto, se hace el rico chocolate. Fácil ¿verdad?

chocolate fundido tres colores

Nuestra manualidad ha sido un poco improvisada, con unos globos y chocolate de tableta.

chocolate chocolate globos

Solo hay que inflar el globo hasta el tamaño deseado y cubrirlo de chocolate fundido.

chocolate fundido inflar globos cubrir con chocolate cubrir con chocolate

El resultado, ya hemos avisado, no es espectacular… Pero hay que verlo desde la perspectiva de un niño: ¡CHOCOLATEEEE!

huevo de chocolate

Tras nuestra experiencia, decir que es mejor hacerlos pequeños para que no se resquebrajen; que hay que poner muchas capas de chocolate fundido, pero no muy líquido, lo justo para que resbale dejando una superficie lisa; la decoración dejadla para el final, cuando tengáis una gruesa capa; cuanto más negro es el chocolate más duro y resistente queda; que, probablemente, haya en el mercado chocolates más adecuados que el que podáis tener en casa; pero sobretodo, que se trata de pasarlo bien, no de hacer un huevo de pastelería.

Ahora se nos ocurre que podríamos haber hecho un molde, haber metido una figurita dentro del globo antes de inflarlo, haber comprado uno ya hecho y simplemente decorarlo… Pero nos lo hemos pasado muy bien repitiendo una y otra vez “el chocolate es para hacer el huevo y comerlo mañana, ¡no para comerlo ahora!”.

Nosotros no somos de mucho chocolate, pero de vez en cuando, aunque no sea para pascua, es una buena forma de hacer que se ganen el derecho a comerlo y de que aprendan a ser pacientes, a elaborar primero y disfrutar después, aún cuando “después” puede ser mañana y no al acabarla.

¡Dulce pascua!

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en alimentación, aprendiendo, DIY: ¡házlo tú!, para hacer con ellos, pinta y colorea y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s