El ciclo del agua

Cierto postre lácteo que, según el fabricante, es “queso fresco semidesnatado con frutas” traía bajo sus tapas, como campaña de marketing para que los niños pidiesen dos (las hubo mejores y más directas), una serie de animales. ¿Ya sabéis de cuál hablamos?

La información que aportaban no era gran cosa, pero nosotros tenemos unos curiosos en casa que siempre querían saber más sobre los hábitos y rutinas de los animales que tocaban, por lo que debíamos estar preparados y ser unos expertos en la materia.

Hoy nos ha dado una grata sorpresa al descubrir que, aunque no en la publicidad exterior del cartón, en el interior habían cambiado la serie: en vez de los animales, ¡el origen de los alimentos! ¡Genial! ¿Sabíais que el agua sale de los manantiales?

Como ayer tuvimos nuestro primer contacto con la nieve, ha sido fácil explicar el cambio de líquido a gas gracias al calor del sol, usando como ejemplo el cambio que vimos ayer de sólido a líquido tras dejar una bola de nieve al sol sobre el capó del coche. Pues bien, sin entrar en grandes explicaciones científicas, han aprendido que el sol evapora el agua en gotitas muy pequeñas que no se ven y que suben muy alto, donde se juntan y hacen una nube que, cuando llega a las montañas, se deshace en forma de lluvia (o nieve si hace mucho frío) y que vuelve al mar por los ríos. En este camino es donde nosotros la cogemos para utilizarla, de los manantiales, donde se filtra y llega muy limpia. La cogemos y la ponemos en botellas y la que sigue bajando, llega hasta los grifos (ya hemos advertido que no habíamos entrado en grandes explicaciones, pero todo dependerá de la edad de los peques).

el ciclo del agua

Aprovechando la ocasión, hemos mencionado que no siempre llueve mucho en todas partes, y que por eso no debemos malgastarla, sino hacer un uso responsable, ya que donde no hay agua no podemos vivir. A menos que tengamos el mar cerca, al que le podemos quitar la sal, pero entonces el sabor no es tan bueno y no nos gustaría, aparte de ser un proceso muy difícil y muy costoso.

no malgastes el agua

¡Lo que da de sí un postre! No ha dejado tiempo para explicar más que un cuento antes de dormir, pero ha servido para aprender algo nuevo. A ver de qué alimento nos mostrarán el origen la próxima vez. Intentaremos aprovecharlo de nuevo para aprender algo y, si es interesante, lo compartiremos con vosotros.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en aprendiendo, educación y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s